domingo, 21 de mayo de 2017

Pastel japones de queso

Hola, ha pasado mucho tiempo desde la última publicación, pero la espera creo que merece la pena, hoy nos toca hacer un pastel que queso 'japones' que lleva solo tres ingredientes pero el resultado final sorprende y es delicioso.


Ingredientes
  • 3 huevos
  • 120 gr de queso crema
  • 120 gr de chocolate blanco



Preparación:
Poner el chocolate blanco troceado en un bol y fundirlo al baño maría, sin dejar de remover.

En otro bol poner el queso, batirlo un poco y añadir el chocolate blanco fundido, mezclarlo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ahora separar las yemas de las claras, si tenéis maña hacerlo directamente pero si no, existen utensilios que nos facilitan la vida, no hay que hacer malabares, que cocinamos para disfrutar ;)

Ahora incorporar las yemas a la mezcla de queso y chocolate y batir bien hasta que la mezcla quede homogénea.

Por otro lado, monta las claras a punto de nieve con la varilla eléctrica o si tienes práctica y se te da bien, manualmente. 

Añadir las claras montadas a la crema de queso con las yemas con una espátula poco a poco, removiendo suavemente con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.

Ahora viene el momento de meter la mezcla en un molde, lo mejor es hacerlo en uno redondo no muy grande, pero yo no tenía ninguno y he usado moldes mas pequeños.
Forrar  el molde o los moldes como en mi caso,  con papel de horno y verter la mezcla. 

Colocar el molde sobre una bandeja de horno y añadir agua caliente a la bandeja (como unos 2 dedos de altura) para que así se cocine al baño maría. 

Hornear el pastel de queso a 170ºC con el horno previamente precalentado, durante 15 minutos. 
Pasado este tiempo, bajar la temperatura a 160ºC y dejar que se hornee 15 minutos más. 

Por último, apagar el horno y dejar el pastel dentro durante 15 minutos más.

Sacar el molde del horno, dejar enfriar y desmoldar. 




domingo, 11 de diciembre de 2016

Falsa pizza de calabaza version 2.0

Hace mucho tiempo que publiqué una receta que hice siguiendo los pasos de Karlos Arguiñano (pulsar aquí para verla). Pues bien la huerta de las deshillas del abuelo Nicolás nos ha dado unas calabazas estupendas, por lo que de nuevo hacemos esta receta pero en otra versión.

Pero antes de empezar os quiero enseñar la maravillosa calabaza que este fin de semana se ha venido desde Miajadas a Madrid:

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 lonchas hermosas de calabaza
  • 2 latas de atún en aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • Tomate frito
  • Queso para fundir
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta


Preparación

Con mucho cuidado cortar dos rodajas de calabaza y quitar corteza de las lonchas de calabaza. En este caso la calabaza que hemos traído tiene mucho hueco por las pipas. Para rellenar el hueco, cortar otras dos rodajas del mismo grosor e ir completando el hueco que han dejado las pipas.

En la bandeja del horno previamente forrada de papel aluminio, poner las rodajas y echar por encima: sal, pimienta molida y aceite de oliva virgen extra.

Cocinarlas en el horno a 200ºC durante 6 minutos. Pasado este tiempo, comprobar si ya está bien hecha, para ello pincharla con un cuchillo y si entra facilmente es que ya está hecha.

Ahora procedemos a 'montar' la pizza:
1º Ponemos el tomate frito por encima.
2º Echamos el atún.

3º Echamos la cebolla.
4º Y por último echamos el queso por encima para que se funda en el horno. 

El horno lo pondremos ahora más alto, a 220ºC durante 5 minutos y luego ponemos el grill hasta ver el queso dorado, aquí estar atentos a que no se queme. 

Pasado este tiempo solo nos queda presentarla para comer pizza de una forma saludable y distinta:




domingo, 20 de noviembre de 2016

Cous cous de pollo y verduras

Hoy nos toca cocinar cous cous, que es un plato tradicional bereber que se elabora a partir de sémola de trigo duro y que proviene de las palabras seksū o kseksū, que significan “redondito” o “bien redondo”, un nombre que en definitiva es un excelente y maravilloso indicativo de las características principales de este delicioso alimento: su forma.

La receta que hoy publico es fácil y el resultado final es sabroso y estupendo para quedar bien, por ejemplo, en una comida de amigos.



Ingredientes (para 4 personas)
  • 400 g de pechuga de pollo
  • 250 g de cous-cous (1 vaso)
  • 250 ml de agua (1 vaso)
  • 60 g de uvas pasas
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 limón
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
    Cebollino
  • 2 zanahorias
    1 cucharada de mantequilla
  • Sal y pimienta molida
  • Hierbas provenzales: romero, orégano, tomillo, albahaca y lavanda
  • Pimentón de la vera (ingrediente opcional y añadido a última hora, por eso no sale en la foto de los ingredientes)



Preparación
El acompañamiento
Lo primero que haremos es dejar macerar las uvas pasas con el vino y un poco de limón, al menos durante un par de horas, así hidratamos las pasas y cogen el aroma del vino. 

Y ahora manos a la obra para cocinar el acompañamiento del cous cous. Cortar las pechugas de pollo a lo largo, en tiras, y luego cortar por la mitad para dejarlas de un tamaño aproximado de medio dedo, así se pueden comer de un bocado sin tener que usar cuchillo. Las ponemos en un plato con las hierbas provenzales, sal, pimienta y el resto del zumo del limón. Las dejaremos macerar el tiempo que tardemos en preparar el resto del acompañamiento del cous-cous.
Cortar en dados las verduras: cebolla, pimientos y zanahorias. También cortaremos el cebollino, pero no picado, hacerlo en trozos de unos 2cm.
Poner todas las verduras a fuego lento con aceite de oliva virgen extra. Dejamos que se cocine a fuego lento, no os olvideis de echar sal y pimienta al gusto. En este momento se me ocurrió echar un poco de pimentón de la vera, que me lo acaban de traer recién molido y no he podido resistir la tentación. No estaba en los planes iniciales, pero.....bienvenida IMPROVISACION.
Cuando esté la verdura pochada, la apartamos. Y en la misma sartén, para no andar con más cacharros, echamos los trozos de pollo y los freímos hasta que queden bien dorados.

Una vez bien hechos los trozos de pollo, añadimos a la sartén la mezcla de las pasas y el vino, dejándolo a fuego lento para que se evapore un poco el vino. Más o menos en cinco minutos sería suficiente.


Como último paso incorporamos las verduras que teníamos apartadas y dejamos evaporar otro poco el vino, siempre a fuego lento.
El coss-cous
En este caso os digo como he hecho yo el cous-cous siguiendo las instrucciones del paquete, pero si las vuestras son otras seguirlas para que os salga bien.
 

Hervir 250 ml de agua con una cucharadita de sal y otra de aceite de oliva virgen extra. Cuando el agua rompa a hervir echamos los 250 g de cous-cous. Bajar el fuego y mover para que se empape bien todo el cous cous.
Dejar reposar 2 minutos, echar la cucharada de mantequilla removiendo con un tenedor durante al menos 3 minutos para separar los granos.

Cuando pase este tiempo, el cous-cous debería estar listo. Tiene que inflarse y dobla su tamaño y se reblandece. Si no lo veis así dejar cocer otro poco hasta que termine de hacerse.

Presentación individual
Poner el cous-cous primero, como si fuera la cama del acompañamiento, remover con una cuchara de madera si los granos no los veis suelto y por último echar por encima las verduras con el pollo.




Consejo
Si queréis que la receta tenga sabores más marcados, hacer el día anterior la verdura y el pollo y luego el día que se vaya a comer hacer el cous-cous….


lunes, 3 de octubre de 2016

Palmeritas

Una compañera de trabajo me dijo que sus hijas estaban siguiendo el blog para hacer algunas recetas pero que echaban en falta más recetas de dulces. Como lo que quiero es que os animeis a cocinar y que el blog sea de utilidad, me he lanzado este fin de semana a cocinar algo dulce, eso sí, no me he complicado mucho y he hecho palmeritas, con tan sólo dos ingredientes y con un resultado más que resultón.

Ingredientes:
  • Masa de hojaldre
  • Azúcar

Preparación:
Sobre la masa de hojaldre estirada echar azúcar a lo largo de toda ella.
Doblamos el hojaldre de fuera a adentro por ambos lados.
Y por último lo doblamos por la mitad.
Cortamos la masa del grosor que queramos tener en nuestras palmeritas.
Poner en una bandeja de horno con papel las palmeritas y espolvorear por encima un poco de azúcar. El horno ponerle a 200º y con unos 10 minutos será de sobra para que se doren.
Pasado este tiempo solo queda presentarlas con una ramita de hierbabuena.



domingo, 25 de septiembre de 2016

Pasta fresca con pesto de nueces

Sí, habéis leído bien: pesto de nueces, me encantaría hacerlo de piñones, que es el pesto 'de verdad', pero tengo alergia a este fruto seco, por lo que en mi caso la receta del pesto es con nueces. Pero si lo quereos hacer con piñones es tan sencillo como cambiar las nueces de mi receta por piñones ;)

Ingredientes (para 6 personas)

Para la pasta fresca
  • 300grs. de harina
  • 3 huevos
  • Pizca de sal
Para la salsa
  • Albahaca
  • Nueces
  • Queso parmesano
  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Sal


Preparación:
El principio de la receta es igual que la que ya hicimos en la Pasta fresca a la carbonara, pero os recuerdo los pasos de todas formas.

Comenzamos preparando la masa de la pasta fresca, tamizando la harina en un bol, hacemos un agujero en medio, donde echaremos los huevos y la pizca de sal, batimos los huevos y empezamos a trabajar la harina del exterior al interior, hasta tener todo mezclado. Recordar trabajar la masa durante al menos 15 minutos, envolver la masa en un film transparente y dejarlo reposar como mínimo 30 minutos.
Ahora vamos a hacer nuestro pesto de nueces, para ello lo primero es picar bien el ajo y la albahaca.
Ahora incorporamos en una picadora: la albahaca, el queso parmesano, los ajos, el aceite, la pimienta, la nuez moscada y las nueces.
La salsa resultante deberá quedar bien pasada pero que se noten un poco los trozos de nuez.
Reservamos el pesto y nos ponemos a hacer la pasta fresca. Y como la otra vez lo mejor es dividir la masa para trabajarla bien. Pasar por el rodillo  varias veces hasta conseguir una lámina fina. Y luego lo pasamos de nuevo para hacer los fetuccini, los dejamos secar y luego procedemos a cocer la pasta, ya sabéis que con tres minutos tenemos de sobra.
Y por último, una vez cocida la pasta la mezclamos con nuestro pesto de nueces y a la mesa...



domingo, 18 de septiembre de 2016

Almejas “a Bulhão Pato”

Este verano hemos cogido la moto y nos hemos recorrido Portugal de norte a sur y uno de los platos que más hemos repetido, y disfrutado, son las aimèjoas à Bulhão Pato. Llevamos ya un tiempo de vuelta y echamos de menos las aimèjoas à Bulhão Pato, por lo que he buscado por la web como prepararlas y entre unos blogs y otros he conseguido esta receta que hoy publico y que se parece bastante a las que hemos disfrutado en tierras portuguesas.

Ingredientes (para 2 personas)

  • ½ kilo de almejas
  • 4 dientes de ajos
  • Manojo de cilantro
  • 1 limón
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimienta negra



Preparación
Lo primero de todo, como cualquier plato con almejas, es limpiarlas bien. 
Dejarlas en agua con sal gorda durante un par de horas y así haremos que suelten la tierra. Cambiar el agua varias veces a lo largo de estas dos horas.
Picar el ajo y quitar los tallos del cilantro.
En una cazuela o sartén, calentar el aceite de oliva virgen extra y echar los ajos que previamente habremos picado.
Antes de que los ajos cojan un color doradito, echar las almejas, el cilantro y el zumo de limón.
Remover despacio hasta que se abran todas las almejas. Una vez abiertas todas las almejas moler pimienta negra por encima y probar el punto de sal.

Echarlas en un plato y a disfrutar!!!!!







domingo, 11 de septiembre de 2016

Pimientos rellenos al horno

Este fin de semana hemos estado en Miajadas y hemos recolectado productos de la huerta de las Dehesillas, entre muchas cosas hemos traído a la capital unos pimientos de cuatro caras para asar, esta vez no meto la pata y sí que son pimientos y no guindas...


En la tierra de mi marido a los pimientos que por la ciudad llamamos ‘italianos’, ellos los llaman guindas. Aquí os dejo una foto de las guindas miajadeñas recolectadas este fin de semana:
Tras esta pequeña anécdota, vamos a la receta de hoy.... Mi recién casada cuñada me ha dicho una forma diferente de comer pimientos rellenos asados y aquí está la receta que comparto con vosotros.

Ingredientes (para 2 personas)
  • 2 pimientos para asar (normalmente se usa uno, pero esta vez eran muy pequeños)
  • 2 huevos (1 por persona)
  • ½ cebolla
  • 100 grs. de fiambre de pechuga de pavo
  • Queso rallado ligero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
 
Preparación
Lo primero que haremos es limpiar bien los pimientos y partirlos a lo largo. 
Poner el horno a 180º y cuando coja la temperatura poner en una bandeja cubierta con papel de aluminio las mitades de los pimientos. Echarle un poco de aceite y sal por encima y hornear durante 15 minutos, así asamos un poco los pimientos antes de finalizar el plato.
Por otro lado picamos muy pequeña la cebolla y el fiambre de pechuga de pavo.
En una sartén, con poco aceite, pochamos un poco la cebolla. Cuando veamos que empieza a estar blandita añadimos los trozos de la pechuga de pavo y los mezclamos durante un par de minutos.
Tras el horneado de 15 minutos de los pimientos los sacamos, echamos la cebolla con el pavo en las mitades de los pimientos, echamos un huevo en dos mitades, al ser pequeños para una persona habrá dos mitades (o sea un pimiento por persona), una será con huevo y la otra no. 
Lo último que hacemos es espolvorear el queso rallado, sal y pimienta al gusto.           
Con todos los ingredientes ya en su sitio volveremos a meterlo en el horno y cuando veamos que el huevo está cuajado ya tendremos listo nuestro plato sencillo, sano y sabroso…

 

Cristina va por ti!!!